TRATAMIENTOS CAPILARES CASEROS

 

No hay nada más molesto que un pelo seco, con picor y desprendiendo escamas.

Las principales causas que pueden dar lugar a estas situaciones pueden abarcar desde problemas base de salud,  a alergias o incluso uso excesivo e inadecuado de champús. En climas secos, como el interior de España, el frío de invierno puede empeorar estos síntomas.

Además de molesto, un pelo seco puede debilitar los folículos pilosos e incrementar la caída

¿Cómo tratarlo?

 El principo básico es la hidratación. Algunos remedios caseros pueden ser útiles.

 

ACEITES

Desde hace mucho tiempo los salones de belleza y peluquería conocen los beneficios de distintos aceites para mantener la humedad del cabello. La mayor parte de los productos de farmacia para este problema contienen aceites como principal ingrediente. Un tratamiento regular del cuero cabelludo con aceites  favorece la secreción de las propias glándulas sebáceas y la circulación sanguínea al tiempo que aportan nutrientes esenciales para el pelo.

Entre los aceites favoritos destacan el aceite de coco, de oliva, de sésamo, de Argán y de castor. Estos aceites tienden espesarse a bajas temperaturas, por eso es recomendable “templarlos” un poco para obtener una máxima penetración.

Otros aceites menos comunes son los esenciales, de árbol de té, de eucalipto, de Jojoba… Estos no deben ser calentados para su aplicación

Aplicación

  1. Echar un par de cucharaditas de café del aceite elegido en una taza
  2. Añadir ¼ de taza de acondicionador de cabello.
  3. Mezclar completamente.
  4. Con la yema de los dedos o con una torunda, y separando el pelo, apliar el producto. Aplicar un masaje circular suave, con ambas manos, durante 3 minutos, de forma que se mueva el cuero cabelludo y no se deslicen los dedos. Cambiar zona desde la frente a la coronilla..
  5. Deje actuar durante 45 minutos.

>>>>> Nota: es recomendable usa una diadema, como la de los tenistas, para que los aceites no escurran y poner encima un gorro de ducha para mantener la humedad.

Transcurridos los 45 minutos lavar con champú y acondicionador como se hace habitualmente.

Repetir una vez por semana.

 

VINAGRE DE SIDRA

 Es útil para el tratamiento del picor y la descamación. Tiene propiedades antibacterianas y aporta nutrientes esenciales para el cuero cabelludo.

Aplicación

  1. En un cuenco mezclar ½ taza de vinagre de sidra y ½ taza de agua. small bowl, combine half a cup of Apple Cider Vinegar with half a cup of water.
  2. Aplicar la mezcla de la misma forma que en el caso anterior, con el masaje.
  3. Dejar la mezcla actuar 10 minutos.
  4. Lavar con champú, mejor con uno que contenga aceite de árbol de té
  5. Aplicar acondicionador de la forma habitual.

 

YEMA DE HUEVO Y ACEITE DE OLIVA

 Puede parecer engorroso, pero la yema de huevo añade nutriente al folículo piloso que previenen en algunos casos a caída del pelo.

Aplicación

  1. En un cuenco echar 2 yemas de huevo, 2 cucharaditas de café de aceoite de oliva y unas goats de agua.
  2. Mezclar completamente con una batidora.
  3. Humedecer ligeramente el pelo. Que no esté seco, pero tampoco empapado.
  4. Aplicar en pelo y cuero cabelludo.
  5. Dejar actuar durante 15-20 minutos con gorro de ducha puesto.
  6. Aclara el pelo con agua tibia.
  7. Repetir una vez por semana.

>>>>Nota:     Nunca aclarar con agua caliente para remover la mezcla aplicada. El huevo no huele muy bien. Para mejorarlo se pueden añadir unas gotas de aceite de eucalipto. No utilizar acondicionador después del tratamiento con huevo (sí puede al día siguiente).

 

Poco a poco iremos informando de más remedios caseros

 

Volver al listado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies